Evitar robos en el hogar

Evitar robos en el hogar
Para evitar que los ladrones cometan robos en el hogar, así como para mantener las instalaciones a salvo de asaltos, es imprescindible tener en cuenta ciertas consideraciones. Una de las más importantes es el estado de la cerrajería; en accesos con cerraduras frágiles, los ladrones actúan con toda facilidad, sin causar ruido y en poco tiempo. Hay que tener en cuenta dos elementos en los accesos: la cerradura y la puerta.

Tanto los sistemas de cerrajería como el estado de la puerta son de gran importancia. Las puertas de accesos principales deben ser al menos de madera maciza, aunque lo más aconsejable es que sean blindadas o acorazadas. Vd. puede preguntar a sus cerrajeros de confianza sobre las diferencias entre las puertas blindadas y las acorazadas. Estos últimos elementos, son de gran utilidad para evitar robos en el hogar cuando es esperable un robo, en zonas peligrosas o susceptibles a la acción de los ladrones.

Respecto a las cerraduras, estas deben contener mecanismos anti bumping o anti ganzúa si se desea una total protección. El bumping es de los métodos más peligrosos de robo, un método que se utiliza incluso en cerraduras con apariencia de solidez. También los propios usuarios pueden hacerse cargo de otros factores. El control sobre el número de llaves, y su situación, debe ser absoluto. El usuario debe conocer el paradero y la cantidad de llaves que dan acceso a la cerradura principal de su domicilio.

En el caso de que no fuese así, es recomendable cuanto antes, hacer instalar una cerradura anti ladrones o al menos cuyas llaves estén controladas. Otra de las posibilidades para evitar robos en casa, es instalar rejas en ventanas, así como luces en rellanos y entradas principales... luces que se encenderán de noche y que, siendo de bajo consumo, no supondrán un gasto importante para los usuarios.